La Alquimia de África

Магазин Únete al Canal Telegram “Alquimia”

Autor: Ben Chelero

Es importante comenzar a conocer la Alquimia Africana con la Alquimia de África. La diferencia en estos dos conceptos aparentemente idénticos consiste en la mentalidad. La Alquimia Africana es el tipo más complejo en el que es importante construir un sistema operativo del manejo de las partes superiores del cerebro. La Alquimia de África es el proceso natural para los africanos de activar las partes del cerebro que maduran en el continente africano y hacen de los africanos portadores de energías superiores. Las condiciones existentes permiten hacer un superhombre de cada residente local si no ha cambiado el lenguaje de comunicación con su conciencia y no ha reducido sus cualidades mediante la comunicación con personas blancas.

Resulta que en vez de llevar su conciencia a la comprensión de la conciencia de un africano, los blancos los bajaron a la conciencia de un europeo, rompiendo su conexión de Egrégor con los mundos superiores. Por supuesto, la capacidad de no operar, sino solo de representar su mente, no permitió de inmediato a los africanos adaptarse a las nuevas condiciones de vida. Esto creó muchas situaciones de transición en las que éstos se vieron obligados a transformar la conciencia de los europeos (por ejemplo, a través de la música).

Sin embargo, es importante hablar de un conocimiento serio del arte de operar con la propia conciencia, que en los africanos está más cerca a la mente de médium que de la lineal, de la que está dotado todo el así llamado mundo de la civilización. Resulta que hay ciertas condiciones de existencia que caracterizan la vida en el continente africano y en teoría formaron en cada niño nacido allí una manera peculiar de las vivencias, que abre la Alquimia de África.

Mientras tanto, en esta dirección se formó el arte de operación con este estado sobre la base del grupo nigero-congoleño, que creó los conocimientos que podemos considerar como la Alquimia Africana, expresada en el sistema Ile-Ife. Así, el estado de interacción con el espíritu a través del ritmo se convirtió en el arte de la transformación del ritmo.

Muchos procesos que estaban más allá no solo de la conciencia europea, sino también de la africana y se consideraban simplemente mágicos (o sea, incomprensibles), se convirtieron en la base del Arte de experimentar los estados superiores. Estos procesos son proporcionados por determinada forma de pensamiento llamada africana (o el pensamiento de Orunmila, que recibió las herramientas para guardar y manejar la sintonización de Ori).

Entonces, la capacidad natural de fusionarse con cierta sintonización a través de la conciencia comenzó a representar el sistema operativo de los Orishas. Es un sistema especial de conocimiento, pero lo que es importante, es una comprensión especial que permite a la Alquimia de África transformarse inicialmente llegando a ser la Alquimia Africana. Pero, para conocerlo primero debes convertirte en un hombre negro. Sin aceptar al negro en ti mismo, tu camino hacia la forma superior de conocimiento estará cerrado. Es importante entender que un africano no vive aquí, aquí vive Níger, que trabaja para mantener el contacto con su espíritu. A pesar de que la palabra Níger es abusiva para alguien, en realidad abre el camino al conocimiento de la Alquimia Africana. Este concepto es abusivo para los blancos que están limitados por su visión bastante corta acerca de los africanos.

Siempre es importante hablar de un tema que tú mismo pudiste experimentar. Si simplemente reaccionas a un objeto, entonces estás limitado en tu comprensión. Por supuesto, todo está en su matriz de imágenes e ideas que excitan el proceso de existencia y todo determina el grado de emoción y la capacidad de vivir con esta emoción. La presencia de actividad cerebral superconsciente en un africano lo hace tener una idea diferente de la realidad, que de naturaleza no lo absorbe, sino que lo representa. Por el hecho de que los blancos han reducido la existencia de muchos africanos con su conciencia, no hace que la existencia de los Níger en la Tierra sea menos magnífica, ya que su cerebro no inventa nada, sino que realiza la realidad en la que se ubica.

Si un africano fue colocado en una realidad superior, su estado será comparable a Dios y si se le coloca en una realidad, por ejemplo, europea, éste representa su rostro y comienza a mentir, matar y violar. Pero esa no es la cara de un africano, es la cara del espacio bajo. El cerebro funciona según el principio de escuchar y jugar. Cada negro es un jugador, un mestre de Capoeira y su tarea es jugar con el espacio. Y este es un algoritmo importante del sonido de la Alquimia de África.

Es imposible conocer la Alquimia de África a menos que se abra la capacidad de percibirla geométricamente. Justamente la geometría une a todas las culturas africanas en un íntegro Cuerpo Africano, que vive mediante el ritmo. Esto les permitió mantener un mayor conocimiento, que hasta hoy en día sigue siendo mentalmente inaccesible para el resto de la población mundial, ya que para la mente extranjera es un cosmos abierto.

Por supuesto, no muchos africanos que tienen este conocimiento han dominado el Arte de operar con el mismo, es decir, la Alquimia, pero lo más importante es que han conservado para nosotros las características más importantes de su cultura:

  • La aspiración a la libertad interior
  • La vivencia del espacio de Axé
  • La interacción con el ritmo
  • El Arte del desarrollo del cuerpo

Con toda la variedad de estilos y tendencias, todas las artes africanas se basan en un eje invisible para nosotros, que impide que los blancos realicen un análisis objetivo de su visión del mundo. Al mismo tiempo, las artes africanas se expresan como una forma de desarrollo en todas las manifestaciones necesarias: físicas, energéticas y espirituales.

INBI

Más sobre el tema

Shopping cart