El Ritual Shang Di. La Riquieza verdadera

Магазин Únete al Canal Telegram “Alquimia” Grupo «La Mujer Perfecta»

Autor: Jie Kong

Shang Di (上帝) es un Ritual taoísta dedicado a la obtención de la riqueza. Pero, no se trata de la riqueza en el sentido habitual, sino de la formación consecutiva de las siguientes condiciones:

  • Obtención del estado de Llenado.
  • Obtención del estado de Equilibrio.
  • Obtención de la capacidad de realizar el Arte de la acumulación y la conservación de la energía.

El ritual Shang Di construye un proceso tecnológico interno de nutrición y operación con la energía de la riqueza, que cambia el tono y la calidad de la persona y, como resultado, lleva a la comprensión de los flujos de energía, cuya acumulación da una percepción de aquello que podemos considerar como “dinero energético”.

La incomprensión del proceso de redistribución interna conduce a la dependencia de la posesión. Sin una comprensión de la redistribución, el cerebro cae en un formato reaccionario y dependemos del deseo de tener, pero al mismo tiempo no sabemos cómo hacerlo. Y eso significa que no podemos acumular. Y eso sucede independientemente de la cantidad de recursos externos recibidos, por lo que una persona comienza a creer que la suficiencia y la riqueza son consecuencia de la presencia de algo.

En realidad, no somos nosotros los que tenemos algo, pero este algo nos tiene a nosotros. Pero la conciencia no preparada no puede determinar esto, ya que depende de la reacción a los deseos. Por lo tanto, al no haber preparado la mente y no haber adquirido la capacidad de mantener la suficiencia interna, siempre permaneceremos en un estado de insuficiencia. Solo la presencia de suficiencia interna nos permite aumentarla. Sin suficiencia interna, cualquier adquisición externa nos destruye y nos aleja. Y no importa en qué estado social y posición estemos, ya que la riqueza es un proceso tecnológico basado no en la posesión temporal de algo, sino en la intemporal.

El ritual Shang Di es la capacidad de llenarse con todo con lo que nos encontramos y no depender de la adquisición. La verdadera riqueza es la autosuficiencia interna, pero este proceso no es fijo, dado que nuestro cerebro necesita nutrición. La riqueza es la capacidad de recibir energía y entregarla. Más bien, transformar y expresar a sí mismo en relación con el espacio. Si no damos al espacio, entonces no recibiremos. La adquisición aparente es simplemente una dependencia de la energía que nos utiliza.

La riqueza es la capacidad de permanecer en el enfoque, la suficiencia y el vigor. Shang Di es el Arte de redistribuir los flujos, donde es importante resaltar los flujos que nos llenan y nos multiplican. De todos modos, el concepto de la riqueza está asociado con la correlación de la adquisición interna y externa. Sin comprender qué es la adquisición interna, nunca lograremos la adquisición externa. Por supuesto, a menudo la adquisición interna hace que una persona sea tan suficiente y dependiente que no le interesa la adquisición externa y la persona se convierte, por ejemplo, en un ermitaño. Sin embargo, incluso cuando se aleja de una adquisición externa surge la dependencia de la misma. Por ejemplo, la paz y el alejamiento. Pero a menudo es un indicador de debilidad e insuficiencia. Mientras vivimos aquí, necesitamos una adquisición externa, dado que este Campo, o Egrégor, permite perfeccionar el proceso de la adquisición interna.

La riqueza es estar contento con lo que uno tiene. Es un proceso de cultivo. Sólo la capacidad de cultivar la riqueza, es decir, de poseer el sistema operativo de manejo, nos hace ricos. De lo contrario, nos espera la descomposición, o tarde o temprano se inicia una bajada. En esto consiste la ley del Ritual de Shang Di. Es decir, el ritual construye el proceso tecnológico del cultivo y no es una manera de enriquecernos en las formas que queremos.

Cada persona tiene de naturaleza energía que gasta en la adquisición externa. Si hay mucha energía, tenemos más, si menos, entonces menos. Y cuando nos volvemos dependientes de la energía introducida, ni siquiera podemos regular nuestra propia naturaleza. Además, la incapacidad de percibirla y como resultado, de manejarla o nos saca de las condiciones de posesión o nos convertimos en una condición para la posesión de otra persona a expensas de nosotros mismos.

El propósito del ritual Shang Di es obtener la clave para la comprensión del flujo del Llenado y la Adquisición, que implica permanecer en las leyes de redistribución. La etapa más importante de la comprensión del ritual Shang Di es la capacidad de contentarse con lo poco. Si no sentimos la energía de la adquisición interna, no podemos sentir la energía de la adquisición externa y solo reaccionamos a los flujos que forman un concepto falso de suficiencia y posesión de algo.

Y no se trata de un rechazo de la riqueza, sino de un rechazo de la riqueza innecesaria, que en esencia no lo es. La riqueza es una forma del espacio y debemos entender que todo lo que hacemos o tenemos vale para nosotros. Es decir, la riqueza no es un concepto temporal, sino intemporal. Es peligroso querer alcanzar este estado, ya que es un proceso constante y continuo donde es importante acostumbrar al cerebro a enfocarse en los valores que cultivamos y no desearlos.

La presencia de cualquier cosa es una fórmula relacionada con la naturaleza de nuestra energía y la capacidad de nuestro cerebro. Es el esfuerzo de permanecer constantemente en un estado de acumulación. Este proceso debe ser incesante y dirigido al desarrollo del esfuerzo necesario, parte del cual no dirigimos a la posesión, sino al aumento de un esfuerzo aún mayor, es decir, profundizarnos en las condiciones cuando nosotros somos los que controlamos nuestras acciones y no al revés.

Cualquier circunstancia que altere el proceso del aumento es un sustituto de nuestros esfuerzos internos por algunos externos. Es imposible tener, querer tener, o aun teniendo algo. Todo lo que está en nosotros y con nosotros es una herramienta para operar. Es importante dominar y perfeccionarse constantemente en el Arte de la adquisición, puesto que la riqueza es una fuente de nutrición del cuerpo, la energía, el cerebro, el espíritu, por lo cual, siempre se trata de un proceso energético. Todos estamos distribuidos en diferentes flujos y de nuestra calidad depende en qué flujo estaremos. Pero la calidad es una condición que puede ser insuficiente para la acumulación. Por lo tanto, es de primordial importancia saber determinar nuestra calidad antes de emprender el viaje de la adquisición.

Luego, es importante comprender de qué disfrutamos y determinar si es una reacción o una condición que nos satisface.

INBI
Shopping cart